Cómo cuidar la piel y conseguir un buen bronceado

Se aproxima el verano, y la piel dorada es el anhelo de muchas de nosotras.
Es fundamental hacerlo con cuidado para no dañar la piel.


Claves:
Elige un protector adecuado: El Factor de Protección Solar (FPS) que debes usar, tiene que ser acorde a tu tipo de piel. Actualmente hay una variedad muy amplia y además tienen principios activos para prevenir el envejecimiento, las manchas, con descongestivos para rosácea y aptos para el acné.
Protege las zonas sensibles: Utiliza FPS 50 en la cara y escote, dorso de pies y dorso de manos. Recuerda proteger los labios también.
Coloca el protector solar 30 minutos antes de exponerte al sol para una correcta absorción. Y replica cada 2 horas o luego de sumergirte en el agua.
Evita los horarios del mediodía para exponerte al sol. Entre las 11 y 16hs, trata de resguardarte.
Usa sombreros de ala ancha, que además de proteger tu piel, protegen al cabello para que no se reseque. También usá anteojos de sol, dado que solemos cerrar los ojos y así favorecer la formación de arrugas.
Alivia la piel enrojecida pulverizando con agua termal. Este tipo de productos contiene sustancias como silicatos y oligoelementos que calman las alteraciones de la piel.
Por último, después de la exposición solar, es importante tener geles, cremas hidratantes (post solares) que calman la piel, preservan la hidratación, y permiten conservar el bronceado por más tiempo.

A tener en cuenta:
Para ayudar a tu piel a mantener un buen bronceado, es muy importante tener una alimentación saludable.
Con el sol la piel se reseca y necesita rehidratarse con un aporte extra de agua. Para ello, es fundamental tomar mucha agua, entre 2 y 3 litros diarios. En este sentido, es una buena opción incluir jugos de frutas.
Elegí alimentos que contribuyan a lograr el bronceado que queres, elegí alimentos ricos en vitaminas.
* Vitamina C: Actúan como antioxidantes, protegen las células contra los daños causados por los radicales libres ( kiwi, cítricos, frutos rojos -frutillas, arándanos, moras, grosellas, ciruelas-, ananá y tomate).
* Vitamina E: También actúa contra los radicales libres; que producen la oxidación de las células y con ésto, el envejecimiento prematuro de la piel (aceites vegetales, el germen de trigo, frutos secos, cereales integrales, verduras de hoja, palta, choclo, brócoli y salmón).  
* Betacaroteno: Tiene propiedades regenerativas y antioxidantes. Promueve el tono bronceado de la piel, activa la melanina (verduras de color naranja y rojo- zanahoria,calabaza, ají, remolacha-, verduras de hoja, frutas como el mango, durazno, sandía y papaya).

Photo by freestocks.org on Unsplash

Suscribite al Newsletter