Hace unos días la empresa Clinipro – referente de tratamientos de medicina estética- presentó en Barcelona un nuevo aparato estético. Se trata de Coolifting, nuevo tratamiento contra el envejecimiento facial para realizar en cabina. Su fórmula está basada en la simbiosis entre una gran concentración de activos antiaging y una eficiente activación de la epidermis que permite su penetración como antes nunca se había logrado.

Los especialistas aseguran que con 5 minutos puedes conseguir un efecto antiaging visible y mejorar la calidad de la piel. Su lema es: “5 minutos para quitar 10 años”.

La pistola Coolifting proyecta CO2 sobre el rostro combinado con una altísima concentración de activos nebulizados a muy alta presión y muy baja temperatura. Es un procedimiento no invasivo, ni indoloro. La presión y temperatura que se aplica está técnicamente controlada por un software específico, por lo que su percepción no supone ninguna molestia.

Lo mejor de este tipo de tratamientos en probarlos, dado que de esa forma puedes comprobar la teoría en la práctica. Y sobre todo ver los resultados y las reacciones en tu piel. Cabe destacar que en principio, lo pueden probar personas con diferente tipo de piel, tanto mujeres como hombres. Por lo que no lo dude ni un minuto y me puse en manos de una de las profesionales dado quería conocer los beneficios de este aparato estético.

[image_gallery images=”24310:http://www.thestylistbook.com/wp-content/uploads/2015/06/7.jpg,24307:http://www.thestylistbook.com/wp-content/uploads/2015/06/3.jpg,24309:http://www.thestylistbook.com/wp-content/uploads/2015/06/6.jpg,24306:http://www.thestylistbook.com/wp-content/uploads/2015/06/2.jpg,24308:http://www.thestylistbook.com/wp-content/uploads/2015/06/5.jpg,24305:http://www.thestylistbook.com/wp-content/uploads/2015/06/1.jpg,” ][/image_gallery]

Al comenzar el tratamiento -son solo 5 minutos reloj- adviertes que la pistola Coolifting emite un sonido un poco fuerte, pero que en ningún caso molesta. Luego, percibes en el rostro una sensación de frescura y un aire bastante frío. Al principio con mayor intensidad, que luego va disminuyendo. Imaginate pequeños cristales que van rozando tu piel y al mismo tiempo trabajando los principios activos.

Al aplicar este tratamiento, los vasos circulantes se contraen y expanden alternativamente para contrarrestar el choque térmico, favoreciendo la microcirculación cutánea. A ello se suman los beneficios que aporta el CO2 (Carboxiterapia), que induce la formación de colágeno y elastina e incrementa la oxigenación de los tejidos.

Luego de 5 minutos con la pistola Coolifting, tienes una sensación de efecto flash en el rostro. La piel se siente más tersa, con mayor luminosidad y suavidad. Desde luego que para poder observar mayores cambios, los especialistas sugieren un primer tratamiento de uno o dos meses -dependiendo de la cantidad de sesiones por semana- y luego un mantenimiento de una sesión cada 15 días.

Crédito fotográfico: Pequeñas Grandes Cosas

Suscribite al Newsletter